Football versus Soccer

Football versus Soccer

Desde que llegué he me han hecho varias veces esta pregunta: ¿qué clase de deporte es el soccer que puede acabar 0 a 0? ¿Sin que nadie marque un tanto y empatados, sin vencedor? Yo sonrió y digo “por eso mismo, porque es único”.

Lo mejor de aquí es como organizan las cosas. Lo hacen todo bien y a lo grande, da gusto la verdad. Le dan importancia a las cosas y se esmeran por hacerlo bien. Así los partidos están organizados como si fuera un partido profesional. La próxima semana me voy a un NBA game, seguro que es impresionante. Porque los partidos de baloncesto de mi escuela y los de football son impresionantes. Incluso los nuestros y eso que no los sigue ni la mitad de la gente.

Todos empiezan con el himno y cuadrándonos ante la bandera. Si alguien quisiese invadir este país no tendría más que poner el himno a todo gas. Porque cuando suena, todos se paran y se cuadran, se quedan inmóviles, como hipnotizados. Da igual que estén jugando al tenis en otro campo, o comprando un helado. Todos se giran y presentan sus honores a la bandera. Ahora viene lo mejor, esto no era normal, se ha empezado a hacer tras el 11-S. Así que vamos a tener unas nuevas generaciones aún más nacionalistas, o por lo menos mejor cantantes.

El football es el deporte rey aquí, solo aquí, porque es un deporte aburridísimo. Pero, han montado tan tinglao alrededor que es un espectáculo. En la High School tienen a la banda de música, a las cheerleaders, las mascotas, las bailarinas que son otras, y a las chichas de las banderas para animar al público. ¿Por qué pregunto yo? Porque el deporte es horrible, no hay dios quien lo aguante. De hecho el público esta todo el día hablando, no lo siguen.

Porque es imposible. Juegan solo en intervalos de máximo 12 segundos, y se pasan 20 segundos preparándose para esos doce segundos. De los casi treinta que están en el campo, solo uno piensa y actúa, otros dos o tres corren y el resto se empuja. Y eso es todo, no hay más. No tiene ningún misterio, ni hay ninguna técnica especial. Empujarse y chocar es lo más común, pasar un balón que no rueda y recibirlo lo más espectacular. Lo más ridículo es cuando juega la gente en la calle para divertirse. Es aburridísimo, solo tienen que empujarse y uno pasar. Es patético.

Para ello tienen, como cinco árbitros. Y otros cinco para marcar una línea, cuatro entrenadores y unos setenta jugadores.  En los partidos profesionales el árbitro principal tiene un micro y le escucha todo el estadio. Por cierto, los estadios son sensacionales, estuve en el  de Cincinati viendo a la selección femenina de soccer, que por cierto me defraudo. Cuando hay partido la gente va tres horas antes, y en los aparcamientos montan unas pequeñas barbacoas y se beben miles de cervezas, así y solo así consiguen aguantar las tres horas de partido.

Cuando alguien me habla de la dificultad del soccer, ahí soy rotundo. Le digo coge el balón y corre con él en los pies. Luego, levanta la cabeza, dribla, pasa, controla y si puedes piensas. Nadie me ha rebatido, luego vuelven a lo del cero- cero.

Ya os contaré como es el beisbol, que parecen una especie toreros jugando a la piñata, y cada vez que aciertan dan la vuelta al ruedo. Eso sí, tipo Curro Romero, con barriguilla casi todos. No me extraña que hiciesen profesional a Jordan una vez retirado.

Al baloncesto, son todos buenísimos. Eso es verdad.

 

About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment

A breakdown of the Houston Texans 2017 draft class and its progress after two weeks of training camp:

Deshaun Watson, QB, first round (No. 12 overall): Watson has impressed the Texans’ coaching staff since he stepped into the building in Houston, and that continued in the Texans' preseason opener, where he went 15-of-25 for 179 yards passing and had a 15-yard rushing touchdown. Head coach Bill O’Brien said Watson was right about the offensive scheme about half the time -- “to be expected with a rookie" -- but he also liked Watson’s “poise and demeanor and the way that he sees the game.” Tom Savage is still the Texans’ starting quarterback and will likely start Week 1, but Watson is pushing him during training camp for that starting job.Zach Cunningham, ILB, second round (No. 57): Cunningham won’t be a starter right away for the Texans, but O’Brien said he was happy with what he did in his NFL debut on Wednesday against the Carolina Panthers. The rookie had a team-high seven tackles in the game, a few which came right on the spot after a completed pass. DeAndre Hopkins JerseysThe Texans don’t have a lot of depth at linebacker, Jadeveon Clowney Jerseysand Cunningham could be the eventual replacement for veteran Brian Cushing.

D'Onta Foreman, RB, third round (No. 89): The Texans have a lot of competition of running back, J.J. Watt Jerseysbut Foreman could come out of training camp as Lamar Miller's backup. O’Brien said he hopes to manage Miller’s carries this season, Lamar Miller Jerseysso Foreman should see quite a bit of playing time. The rookie had a few good carries in Houston’s preseason opener, including a 41-yard run, and O’Brien said he liked what Foreman did on special teams as well.

Julien Davenport, OT, fourth round (No. 130): The Texans had a need at right tackle entering the draft but waited until the fourth round to address it. Houston drafted Davenport of Bucknell knowing he needed time to develop into an NFL tackle. Brian Cushing JerseysThe Texans like his athleticism and hope eventually he will be able to see time at tackle.