Good people

Elegante, y buena persona, güelo

-Ya está, ya no hay nada que hacer- me dijiste hace varios días y en vez de consuelo, parecía que pedías disculpas.

-Ya no me funcionan las piernas- te excusabas para justificar que estuvieses en la cama.

Aún así no te rendiste fácilmente: buscaste una y otra vez  la respuesta de tus piernas, pedías ir al fisio para recuperarte, pediste ir a casa a hacer cosas, en ambulancia incluso querías ir.

-Una vez en casa, me subís en brazos las escaleras y luego yo ya me arreglo, nos decías.  -¡Pues llama a Cabify, hombre!- llegaste a pedir para poder seguir dando pasos. 

Pero, tenías razón, ya llegaba la hora de despedirse y lo hiciste como siempre viviste. Discreto, amable, educado, tranquilo, concentrado en tus cosas y dispuesto a echar una mano o arrimar el hombro donde hiciese falta. Siempre donde había algo que mejorar o arreglar, allí ibas tú, dispuesto a hacerlo. 

La elegancia se define, güelo como tener compostura, saber estar y mejorar los espacios con la mera presencia. Yo no encuentro mejor forma de definirte en menos palabras. Elegante, y buena persona. 

Son pocas palabras, pero definen muchas conductas y hechos. A las personas nos define mucho más lo que hacemos, que lo que decimos o pensamos.

Estabas orgulloso de tu vida.  Me contaste como saliste adelante y cómo habías construido tu mismo, con tus manos, todo, poco a poco. Estabas orgulloso de tus hijos y familia, te sentías querido y cuidado, pero no te gustaba nada tenernos pendientes. Por eso, intentabas una y otra vez, poner en marcha tus piernas…pero, ya no había nada que hacer, repetías. 

Nunca me gustó el Cardhu, ni el Chivas, pero esos tragos que compartíamos cualquier día a cualquier hora, ha sido el mejor licor que he tomado.  Sin decir nada, sacabas la botella, la ponías en la mesa. Si yo te lo pedía, tomábamos ese día. Si no, con un beso y abrazo celebrábamos el haber compartido de nuevo otro día. Así eres, así fuiste y así te recordaremos. Nunca imponías, ni insistías, solo contagiabas y compartías. Por eso, estar contigo siempre te hacia sentir bien. Las personas felices y serenas tenéis ese don. Hacéis sentir al resto mejor solo con vuestra presencia. Vas a dejar mucha huella y hueco en nosotros. 

No entendías la maldad, la ruindad, ni la mala educación. Como el último día que mordieron a Bell.  No te preocupes, nunca entenderás lo que sienten los infelices. Pero, tú, tú descansas en paz, porque siempre viviste así. Y todos te añoramos. 

Te recuerdo con Pablo jugando en el prao de pequeño, en las visitas con Arancha cuando íbamos a Collantes, siempre rodeado e idolatrado por los perros. Nunca, nunca te he visto un mal gesto o un comentario gratuito de nadie. 

Eso si, te descubrí varias veces viendo los vídeos de Sophie y Max, en silencio, sin decir nada a nadie, solo disfrutando de verles. Así también, era tu mirada con Martín, observándolo, queriéndolo, sin importunarle nunca. Por eso, a él le gustaba tanto  ir donde el abuelo de la casa roja, que siempre tenía listos para él, fresas, avellanas recién tostadas y tomates. Y además,  le dejaba usar mangueras y herramientas de “pofesionales” como dice él.

Sobre tomates hablamos la última vez y me hablaste de los tomates de mi abuelo el Rojo,  de cómo cuidaba su huerta…quizás te este recibiendo ahora mismo allí dónde estéis, con una huerta bien arreglada, colorida y mucha faena por hacer.

-De colores se visten los campos…-te oigo cantar con el coro. De color, de felicidad, de alegría son los recuerdos y ejemplos que has dejado en todos nosotros. Güelo, descansa en paz.  Estarás dónde querías. En un lugar lleno de vida que con tu mera presencia harás como siempre, un lugar mejor. 

Ha muerto Lalo, esposo, padre, hermano, tío, abuelo, y bisabuelo  ejemplar. Gracias Güelo, te quiero y te echamos de menos. 

About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment

A breakdown of the Houston Texans 2017 draft class and its progress after two weeks of training camp:

Deshaun Watson, QB, first round (No. 12 overall): Watson has impressed the Texans’ coaching staff since he stepped into the building in Houston, and that continued in the Texans' preseason opener, where he went 15-of-25 for 179 yards passing and had a 15-yard rushing touchdown. Head coach Bill O’Brien said Watson was right about the offensive scheme about half the time -- “to be expected with a rookie" -- but he also liked Watson’s “poise and demeanor and the way that he sees the game.” Tom Savage is still the Texans’ starting quarterback and will likely start Week 1, but Watson is pushing him during training camp for that starting job.Zach Cunningham, ILB, second round (No. 57): Cunningham won’t be a starter right away for the Texans, but O’Brien said he was happy with what he did in his NFL debut on Wednesday against the Carolina Panthers. The rookie had a team-high seven tackles in the game, a few which came right on the spot after a completed pass. DeAndre Hopkins JerseysThe Texans don’t have a lot of depth at linebacker, Jadeveon Clowney Jerseysand Cunningham could be the eventual replacement for veteran Brian Cushing.

D'Onta Foreman, RB, third round (No. 89): The Texans have a lot of competition of running back, J.J. Watt Jerseysbut Foreman could come out of training camp as Lamar Miller's backup. O’Brien said he hopes to manage Miller’s carries this season, Lamar Miller Jerseysso Foreman should see quite a bit of playing time. The rookie had a few good carries in Houston’s preseason opener, including a 41-yard run, and O’Brien said he liked what Foreman did on special teams as well.

Julien Davenport, OT, fourth round (No. 130): The Texans had a need at right tackle entering the draft but waited until the fourth round to address it. Houston drafted Davenport of Bucknell knowing he needed time to develop into an NFL tackle. Brian Cushing JerseysThe Texans like his athleticism and hope eventually he will be able to see time at tackle.