Igualdad de género

Una mujer, todas las mujeres, a los pies del caballo del Rey.

novela-grafica-Sally-Heathcote-Sufragista_87751281_327328_1706x1280

Estuve en Valencia hace unos días en el encuentro de la Red de Aprendizaje-Servicio.   Disfruté de nuevo del placer de viajar y de compartir tiempo con las buenas personas que conozco en la Red después de ya unos años. Esta vez disfruté  más si cabe, pues hacia tiempo que estaba sin aparecer por allí. Raquel como no, volvió a elevar el listón de la anfitriona perfecta y María se mostró encantadora como nadie con nosotros. Volveré pronto a Valencia y esta vez con la familia al completo, Martín y Pat tienen que disfrutar del placer de vuestra compañía. Gràcies.

Resulta que me recomendaron un lugar idílico para desayunar Dulce de leche (me encantan estos sitios…le faltó tener más libros y prensa) y descubrí una joya, la librería Futurama. Donde tuve el placer de ser atendido no por alguien que hace bien su trabajo, sino por alguien que disfruta de su trabajo. ¡Qué placer!.

Allí compré varias novelas gráficas, entre ellas Sufragista, que si bien no es una gran obra, si que cuenta una gran historia. La historia de la lucha de unas mujeres valientes que simplemente quieren disfrutar de los mismos derechos que los hombres, sus hombres: padres, maridos, amantes, hermanos e hijos. A los que ellas estaban sometidas y hoy todavía subyugadas muchas aun.

El día 30 disfrutamos de una feliz y placentera siesta en familia al unísono que nos marcó Martín y rodeado de felices respiraciones acabé la Sufragista. A media tarde, un recién llegado Balbino de Barcelona ( las dos con B) me invitó a ir al cine para ver las Sufragistas. Dije que si, si me lo permitían mis quehaceres familiares. Hacia más de 4 meses que no iba al cine. Benditas vacaciones, bendita mi amada mujer y bendito mi hijo bueno que se aliaron para que pudiese ir.

Afortunada serendipia que hizo coincidir el final del libro con el comienzo de la película y una vez más disfruté de la magia del buen cine: que cuenta una buena historia; que hace memoria; y que honra a aquellas que dieron su vida, su libertad, su familia por hacer que todos ( sobre todo todas) podamos vivir en un mundo mejor.

Relatan película y libro mismos hechos desde diferentes, pero similares, puntos de vista lo que hizo que me sumergiese más y mejor en la epopeya de la lucha de estas mujeres. Lucha que ya conocía, que es demasiado cercana y que aun está inacabada.

Hablaba después con Pat, que no entendíamos como aun hay hombres, padres, hermanos, hijos, sobrinos, maridos, vecinos, compañeros que son incapaces de ver o reconocer ( peor aun) que las mujeres de nuestras vidas parten todavía en desventaja y son el punto de mira de muchas de las injusticias de nuestra vida.

He viajado, he visto, he vivido en otras partes y siempre los mejores actos, los más heroicos, los pequeños gestos que hacen que el mundo gire…son responsabilidad de mujeres, de madres, hermanas, hijas, sobrinas, tías, abuelas, amigas, esposas… y no entiendo como aun hoy hay hombres que no son capaces de reconocerlo o simplemente verlo.

El género es entre las orejas y no entre las piernas.-Chaz Bono.

P.D. El color y la recreación de la iconografía de la época en la novela gráfica son geniales.




About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment