Ética

Un voto conocido, mucho mejor que útil.

1413220498_416094_1413220625_noticia_normal

Me gusta, me gusta ver que hay un poco más de interés por votar que en ocasiones anteriores, es un síntoma de cultura y democracia. Simplemente porque si tú no alzas tu voz, por débil que sea, otros van a ladrar o balbucear por ti. Aún con todo, la participación no creo que supere el casi el 80% que registraron las elecciones de 1982 . Pero, hay un ambiente activo, se habla de política en la calle y sobre todo hay personas en política. Y no trepas o profesionales en busca de notoriedad o pingues beneficios. 

Yo conozco y avalo a dos.

Por un lado, a Sergio Tamayo Gilabert a quién conocí siendo muy joven yo, y también él, en Interpueblos.  A Sergio siempre le recuerdo activo, haciendo de padrazo, lo primero, y mil y una cosa más. Sergio es de esas personas que siempre te hacen sentir bien, pues es cariñoso, atento y muy respetuoso. Sergio siempre me inspiró por su lucha por hacer un mundo mejor, por atender a los más débiles y por intentar decidir como vivir, como educar a su familia y como disfrutar de las 4 cosas importantes de la vida. Por aquel entonces, andaba ocupado buscando un lugar y un tipo de casa donde vivir que fuese sostenible, ecológico y respetuoso…aquel sueño lo cumplió y yo hice ese mismo sueño, como otros suyos, mío. Mucha suerte Sergio, ojalá pueda disfrutar este país  de tener como representante.

En aquellos mismos años, cuando yo estudiaba magisterio, y por algunas personas en común con Sergio, conocí a Rosana Alonso. Rosana acababa de ser madre y junto a otras familias se reunían una vez a la semana para estudiar la posibilidad de crear una escuela que garantizase la educación que soñaban para sus hijas e hijos. Tuve la suerte que pensaron en mí como un educador ( solo era un estudiante de 20 años) y me dejaron reunirme y disfrutar de sus familias durante aquella época. Incluso disfruté de un viaje a Denia que me pagaron para formarme en el Método pedagógico de Rebeca y Mauricio Wild ( acabo de enterarme que Rebeca ha fallecido este año, vaya, pero su proyecto sigue vivo). Con Rosana no he tenido el trato cercano que he tenido con Sergio, pero si nos hemos ido viendo desde entonces e incluso he tenido el lujo de hablarle sobre Aprendizaje y Servicio.  Siempre que nos hemos encontrado, me ha reconfortado que haya personas como ella trabajando en educación. Que ahora pueda hacerlo en política, es una gran oportunidad para nuestro país. Además, nunca se lo dije a ella, pero desde hace muchos años, una frase que la oí decir una vez provocó que valorase con orgullo a mi familia y a mí mismo. Ya que cuando estábamos debatiendo sobre que educación esperaban para sus familias.  Ella dijo que lo que le gustaría saber, es que había que hacer para educar a su hijo de forma que cuando tuviese 20 años pudiese estar allí con ellos como estaba yo….que eso para ella era un caso de éxito educativo. Gracias Rosana, tu comentario me ha acompañado desde entonces y ha sido un acicate en los momentos duros.

¡Qué triste que esto que me parece un lujo, no sea la norma…que persona sensibles, críticas y de a pie quieran representarnos, ¿cómo no puede ser normal?

Todavía no he votado, pero hoy votaré seguro y orgulloso de poder hacerlo a una persona que me va a representar a mí y mis circunstancias. Y no piensen ustedes que Sergio y Rosana son personas corrientes, pues más allá de ganarse la vida de forma honrada ( muchos que votaréis de ciudadanos no han trabajado en su vida), se han sacrificado por educar a su familia según sus ideales y aún les han sobrado tiempo y energías por luchar por un día a día más justo para todos y todas. Gracias y suerte.

 

 




About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment