Life is so good

Un hombre bueno, un ejemplo.

Me cogiste de sorpresa, Güelo. Hoy pensé mucho en ti, estaba preocupado. Estuve cortando leña y no puede dejar de pensar en ti. Te vi hacerlo varias veces a lo largo de mi vida.  Siempre lo hacías igual, y no dejabas que casi nadie lo hiciese por ti. Me enseñaste las diferentes secuelas que dejó el hacha en tu cuerpo, y no te gustaba verme con él. Ahora me explico porque me gusta tanto el hacha. Hoy fui feliz. Me tranquilice, después de hablar con casa, luego me sorprendiste.

Llevabas mucho tiempo luchando, ella te quiso hace mucho tiempo. Hace más de quince años te vino a buscar, no le quedo más remedio que armarse de paciencia y esperar. Pero, ella sabe que en la última batalla siempre gana. Ni siquiera tú la pudiste vencer. No se lo has puesto fácil y ha necesitado más de dos años y varias peleas para llevarte. Sólo cuando te convenció de que era lo que querías te dejaste vencer. Así es, hasta la última vez has hecho las cosas a tu manera. Tal y como viviste, a tu manera. Que siempre era la mejor forma de hacer las cosas.

Cada vez que nos despedíamos lo hacíamos con seriedad, conscientes de lo que suponía. Así lo hicimos varias veces y siempre lo hacías como un hombre de los buenos, esos que saben apretar la mano en su justa medida. Esos que trasmiten honradez, firmeza y aplomo solo con su presencia. Esos que se ganan la confianza de los que le acompañan. Toda mi vida vi como la gente pedía tu consejo o tu presencia. Siempre recibían lo mismo: tu franca y desinteresada ayuda. Lo mucho que tenías no era tuyo, era de aquel que lo necesitase. Y siempre había en vuestra mesa alguno de más y otro sitio por si alguien más llegaba. Con eso crecí.

Crecí con el amor que profesabas a tu Lola, a tus hijos y a tus nietos. Cada vez que te veía mirar a Güela, besarla o abrazarla, entendía lo que es el amor. Entendí que esas son las cosas por las que merece vivir. Nunca vi a nadie tan enamorado, día tras día, compartiendo dichas y desgracias. Gracias por el ejemplo más valioso de mi vida. No dedicaste tu vida a tener, lo que tenías ni siquiera lo querías para ti, era para todos. Dedicaste tu vida a disfrutar de los días y vivir, fuiste feliz y hiciste feliz a muchos.

Comprobé en nuestro último paseo y nuestro último alterne como te quería la gente, como todos preguntaban por ti, como a todos les dolía verte luchando, como todos añoraban y anhelaban tu presencia. Tú siempre respondías igual, socarrón,  guasón, quitando importancia a que casi no pudieses andar o que no sintieses más que dolor.

Vi tu dolor cuando te trataban como a un niño, vi como no soportabas no poder valerte, notamos como te pesaban los días pues, ya tenías más que recibir que dar. Siempre fuiste hombre de acción, generoso, dispuesto, bien plantao, villano, y firme. Te gustaba hacer las cosas bien, como se deben hacer, pero sobre todo te gustaba ser justo y hacer reír. No fallaste nunca al trabajo, a echar una mano, ni a la broma, ni a la risa. Nunca te vi perder los estribos, no eras hombre de bares y cuando ibas te gustaba invitar. Sabias estar y ahora donde estés lo harás igual.

Mucha gente lamentará hoy tu pérdida, tu mundo añorara tu presencia, Rojo Matías, muy pocos hablaron mal de ti y los que lo hicieron no osaban mirarte a los ojos, ni cruzarse en tu camino. Todos sabían que en la Quintana podían encontrar un hombre hecho y derecho, un hombre de verdad. Quizás sea tarde, pero imagino tu sonrisa cuando me veas con el pelo como Dios manda. Tal y como siempre querías. Me he sentido muchas veces orgulloso de ti, y mucho más cuando me daban tu nombre, ROJO. Nunca olvidaré tu consejo: siempre adelante, firme, España.

Disfrute en tus últimos días de dos cosas: una que sabía el humor es vida. Estabas sin ella y seguías haciéndonos reír; otra que yo desconocía en ti, sabias escuchar, no lo parecía, pero ahora que tú presencia era menos arrolladora, vi como escuchabas con atención cuando era necesario. Ahí nace tu virtud, ¿era tu secreto?

Hoy me despido de ti. Imposible que sea para siempre, porque ahora formas más parte de mí. Recojo tu nombre sabiendo que nunca estaré a tu altura y que aún así estarás orgulloso de mí. Eras un hombre duro, correcto y justo. Que no malgastaba juramentos en vano, que hacía mejor que nadie lo que hacías y que confiabas en otros para que te ayudasen, tal y como tu ayudabas a quienes te necesitaban. Vi a mucha gente de diversa índole respetarte, vi como mucha gente hacia lo que fuese por visitarte, hoy muchos lamentaran  tu ausencia, muchos la lamentaremos cuando no podamos ya contar contigo en muchos otros días. Huecos como el tuyo no se llenan en un día.

Tenías un corazón que no te cabía en el pecho, y al final eso fue lo que pudo. Recuerdo cuando tuve que trabajar en el incendio de Buldén, la gente se sorprendió de mi trabajo y cuando los que no me conocían, se enteraban de que era el nieto del ROJO, lo entendían todo.

Hoy te vas, tal y como has querido, tal y como eras, un hueso duro de roer. Hoy perdemos un buen hombre, hoy perdemos un apoyo, una oportunidad para disfrutar de una buena compañía, hoy hay un hombre bueno menos, hoy estamos más solos, pero nos dejas tu ejemplo, nos dejas tus historias, tus risas, tu coraje y determinación, nos dejas tu nombre y todo aquello que produce en los demás cuando lo escuchan. Sí señor, El ROJO MATÍAS, PEPE, fue un hombre de verdad, vivió fiel a sus ideas, compartiendo sus días con los que quería y haciendo todo lo posible por ayudar a aquellos que necesitaban de el. Tuviste amigos pendientes de ti hasta el último momento, amistades de muchos años. Nunca estarás solo.

Recuerdo tus palabras cuando murió, uno de los tuyos: “Era lo mejor para el hombre, que descanse de una vez, caguendios”

  Vete tranquilo, vete en paz, siempre estarás en San Miguel, nosotros cuidaremos de tu princesa. Brindaremos con Sidra y agua de Concejo o San Miguel la próxima vez que nos veamos y siempre que queramos acordarnos de ti.

Un Abrazo Rojo, sigue adelante, como lo hiciste siempre, el barquero  rechazó tus monedas, has pagado de sobra me dijo.

Ayer sentías frío, un frío que desconocías, un frío que nunca sienten los hombres como tú, los hombres de corazón y coraje. Hoy ya descansas en paz, güelo.

About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment

13 Comments

  • descansa en paz, gran hombre.

    un fuerte abrazo zalo, animo y adelante.

    yo tambien le he dedicao algunas lineas….eso si, no tan buenas como las tuyas jeje

    si quieres leerlas, aqui estan: fotolog.com/lutxaxlarabiaaaa

    SIEMPRE ADELANTE.

  • … hermosas palabras, gratos recuerdos, nobles sentimientos… un gran ejemplo. Podemos estar tranquilos, su recuerdo predurará en nosotros a través de tus palabras-sentimientos.

    Un abrazo

  • Nada se puede decir a esas palabras de un nieto orgulloso de su “Güelo”. Duro como la roca luchó como nadie, rodeado de los suyos que nunca le olvidarán. EL ROJO empieza un nuevo viaje, se va tranquilo con todos los deberes hechos y dejando una saga familiar que también deja huella entre los que hemos tenido la suerte de conoceros.

    ZALO “El del ROJO”: haces crecer este nombre todos los dias, de lo cual tu abuelo se sentirá orgulloso allá donde vaya.

    Para mí es un orgullo haberle conocido y haberos conocido a todos.

    Un abrazo. Peco

  • No conocía a tu abuelo, pero quedé muy impresionada por tus palabras. Debe haber sido un gran hombre. Considérate feliz por haber tenido un gran hombre como abuelo.
    A mi me parece que te pareces mucho a él.

    Un abrazo.

  • Impresionante “Güelo” nuestro “Güelo” (amigo, luchador,valiente…) del que tantas cosas buenas aprendimos todos.
    El siempre se salia con la suya, como bien dices Zalo muy villano era pero aun asi el mejor.Seguro que se fue con buenos recuerdos pero sobre todo de su Princesa como el la llamaba, eso si que era amor y cariño.
    Donde quiera que este siempre sera el Rojo y estaremos orgullosos de él.
    Un beso muy fuerte para ti Zalo.

  • Zalo!

    Sobre el texto puedes ponerlo donde quieras, lo mio es tuyo!

    Por lo que preguntas es mañana a las 16:00 horas.

    Una de las pocas palabras que me pudo decir güela hoy fueron estas:

    Cuanto me acuerdo de Gonza el pobre y el seguro que tambien se habra acordao mucho, mirando y refiriendose a Güelo.

    Cuidate!

  • Mucho ánimo para todos, especialmente para ti Zalo, que en estos momentos estas lejos y aunque hoy en dia apenas hay distancias, es más dificil hacerte llegar todo el cariño que uno querría.
    Un abrazo muy fuerte.

  • Joder perdona mi retraso. Siento la ostia lo de tu güelo.
    Se fue pero hasta en mi recuerdo está vivo. Lo tengo en una de esas imagenes q no me digas porqué nunca se olvidan.
    Era un crio y lo vi con el delantal de rayas y una pila de cuchillos despachar dos chones para Choco como si nada. El mejor matando y un gran abuelo.
    Lo dices en tu blog pero yo he visto en mas de una noche de liada
    como alardeabas de ser nieto de El Rojo, de lo q te gustaba parecerte a él, q te encantaría aprender su arte….
    Por eso todos le debemos algo a ‘Matias, El Rojo’
    Un abrazo

  • no se que decirte zalo que me a gustado mucho la carta que le as escrito al güelo aunque es muy emotiva y yo siempre que quiero recordar a güelo me pongo a leer tu carta y la que a escrito tu hermano y na que aver cuando venes
    un beso muy grande

A breakdown of the Houston Texans 2017 draft class and its progress after two weeks of training camp:

Deshaun Watson, QB, first round (No. 12 overall): Watson has impressed the Texans’ coaching staff since he stepped into the building in Houston, and that continued in the Texans' preseason opener, where he went 15-of-25 for 179 yards passing and had a 15-yard rushing touchdown. Head coach Bill O’Brien said Watson was right about the offensive scheme about half the time -- “to be expected with a rookie" -- but he also liked Watson’s “poise and demeanor and the way that he sees the game.” Tom Savage is still the Texans’ starting quarterback and will likely start Week 1, but Watson is pushing him during training camp for that starting job.Zach Cunningham, ILB, second round (No. 57): Cunningham won’t be a starter right away for the Texans, but O’Brien said he was happy with what he did in his NFL debut on Wednesday against the Carolina Panthers. The rookie had a team-high seven tackles in the game, a few which came right on the spot after a completed pass. DeAndre Hopkins JerseysThe Texans don’t have a lot of depth at linebacker, Jadeveon Clowney Jerseysand Cunningham could be the eventual replacement for veteran Brian Cushing.

D'Onta Foreman, RB, third round (No. 89): The Texans have a lot of competition of running back, J.J. Watt Jerseysbut Foreman could come out of training camp as Lamar Miller's backup. O’Brien said he hopes to manage Miller’s carries this season, Lamar Miller Jerseysso Foreman should see quite a bit of playing time. The rookie had a few good carries in Houston’s preseason opener, including a 41-yard run, and O’Brien said he liked what Foreman did on special teams as well.

Julien Davenport, OT, fourth round (No. 130): The Texans had a need at right tackle entering the draft but waited until the fourth round to address it. Houston drafted Davenport of Bucknell knowing he needed time to develop into an NFL tackle. Brian Cushing JerseysThe Texans like his athleticism and hope eventually he will be able to see time at tackle.