Ética Good people Life is so good

Primero los de aquí

LAMAR1

A veces me persiguen frases, palabras, otras imágenes, habitualmente persigo sueños y nunca me desprendo de mis recuerdos. Y así, tan acompañado voy paso a paso detrás de ella que nunca deja de caminar, ni de mirarme de reojo.

Recuerdo cuando estuve, no hace mucho, invitado en Bruselas para participar en un simposio sobre jóvenes, prevención de riesgos y redes sociales la alegría, honor y orgullo que sentí al entrar al parlamento Europeo. Para mí que crecí con los semos europeos de Els Juglar  y que el himno de alegría significó siempre…pues eso alegría y orgullo formar parte de aquello me hizo sentirme parte de algo grande, mejor, bueno y deseable. Más si cabe, tras leer los anhelos de los fundadores de la Unión Europea en las paredes del parlamento, como Monnet, que decía, “Nosotros no coligamos Estados, nosotros unimos a las personas.” Hablo del deseo de Europa, de la utopía, no de nuestra Europa.

Sueño, con que Europa esté a la altura de su historia, de sus aprendizajes, de sus cicatrices, de sus retos y de los sueños que insufla en casi todo el mundo.

No consigo apartar estas imágenes, no consigo vivir en paz, a no ser que mire para otro lado.

Y no me quito de la cabeza, me persiguen las palabras de esta frase: primero los de aquí. Se las he oído decir a personas que quiero, a personas que desprecio, a personas que conozco y a otros, que querría no conocer. También, a personas que no saben lo que dicen, y a otros que las dicen muy a sabiendas de porqué lo hacen, las he odio en la calle, en la radio y hasta en clase y ahora que ya empezaba a olvidarlas, resulta que estoy de acuerdo con ellas.

Primero los de aquí, claro que si. ¿Por qué si no nos ayudamos a nosotros mismos, quiénes vamos a ser nosotros dentro de unos años? ¿ Qué clase de personas van a ser nuestros hijos e hijas? ¿En qué clase de Europa vamos a envejecer?

¿Qué va a ser de nosotros si dejamos dormir a miles de niños y niñas ante nuestras puertas? 

¿Qué va a ser de Europa si dejamos a los más débiles en manos de los más crueles?

¿Qué clases de personas crecerán mirando para otro lado mientras otros mueren en las playas? 

¿Qué Europa vamos a tener, si votamos a quienes aplauden a los más crueles e ignorantes?

Por eso, primero los de aquí, claro que si y tenemos que dar ejemplo y apoyar a personas como Nicolas y sus compañeros  de la ONG http://www.proactivaopenarms.org/ que mantienen vivo el viejo ideal de Europa, unir personas, por encima de sus nacionalismos.

¿Qué clase de Europa tendremos si las mujeres y hombres buenos siguen estando callados?

Martin Luther King – Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos

About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment