Life is so good

Pasos de unos padres primerizos: Nº 2

SONY DSC

¿ Cuánto duermes? ¿Cuántas veces te despiertas? Estas suelen ser una de las informaciones que más van a  demandar de ti en estos primeros pasos de padre primerizo. Quién te pregunta esto, a continuación te suele dar un consejo: saca a tu hijo, a nuestro Martín, a tu bebé de tu habitación. Además, suelen recomendarte un libro de un tal Estivil. El cuál en uno de sus libros te aconseja que no te quiten el sueño.

Me asombra lo legitimadas que se sienten muchas personas, conocidas o no, cercanas o no, para recomendarte como dormir ahora que saben que hemos sido padres. Antes no nos preguntaban a que hora nos acostábamos, ni a quién metíamos en nuestra cama, ni como decidíamos emplear nuestras noches. Ahora todo dios, sabe que es lo mejor para nosotros.

Es curioso que todos los que aluden al inefable Estivil siempre dicen que funciona. Eso si, tras pasarlo muy mal tres noches. Luego tu hijo o hija ya puede dormir solo o sola para toda la vida. ¿Se conocen casos de niños y niñas que no lo hayan conseguido?

Mucho castigo para rancio premio. Es decir, tienes que provocar que sufra toda la familia, vecinos incluso, lo avisan en el tratado Estivil, para que a los tres días separes a tu bebé en el periodo más sensible que suelen tener: las noches.

El método Estivil y sus defensores aluden al sentido común para defenderse. Nosotros lo aplicamos en casa, el sentido común aclaro, el Estivil no pasó la prueba:

Gonzalo con cara de escéptico: ¿ A tí qué te parece esto?

Pati con cara de sentido común: Pues hombre, si yo fuese Martín y vosotros durmieseis juntos…yo querría dormir con vosotros. Y si tú durmieses con Martín en vez de conmigo….yo querría dormir con vosotros. Y Ava ( nuestra pequeña pantera)…siempre quiere dormir con nosotros. Y Otto ( nuestro perroto)…siempre quiere dormir con nosotros…¿será muy común Estivil…pero igual no tiene mucho sentido, no?

¡Quédense tranquilos, defensores del sueño ajeno!  Nuestras velas se pagan en sonrisas, mimos, besos, caricias, respiraciones en la oscuridad, risas y otros ruidos y gestos todos ello a deshora, con nocturnidad y cierta alevosía. Pues somos conscientes de cuáles son las 4 cosas importantes de nuestra vida, sabemos lo rápido que crece nuestra vida y lo mucho que la llenan los pequeños detalles compartidos en familia.  

No somos los únicos, ni mucho menos:

FullSizeRenderCuando duerme una madre junto al niño
duerme el niño dos veces;
cuando duermo soñando en tu cariño
mi eterno ensueño meces.
Tu eterna imagen llevo de conducto
para el viaje postrero;
desde que en ti nací, una voz escucho
que afirma lo que espero.
Quien así quiso y así fue querido
nació para la vida;
sólo pierde la vida su sentido
cuando el amor se olvida.
Miguel de Unamuno

pero lo disfrutamos como nadie. Y si tenemos que dormir más…pues lo hacemos encantados, siestas, antes a dormir…menos madrugar…

Mártires de Estivil que dormís a pierna suelta, tras pagar vuestro precio claro, no insistáis no queremos vuestros consejos. Probad con quienes ven televisión por las noches, o quienes llenan los bares…a nosotros esta sarna, no es que nos gusta nos encanta. Life is so good!

Señor Estivil, las cosas que me quitan el sueño…suelen ser aquellas que me dan la vida. Por eso me gusta llevarlas bien adentro y tenerlas muy cerca.

 

About the author

Gonzalo Silió Sáiz

Gonzalo Silió Sáiz

Leave a Comment